Lunes, 04 Marzo 2019

Diana Guerrero, una mujer activista que ha vivido el conflicto

“La paz no sólo consiste en poner fin a la violencia o a la guerra, sino a todos los demás factores que amenazan la paz, como la discriminación, la desigualdad y la pobreza.”Aung San Suu Kyi. 

 

Por: Saray Cristina Mosquera Montes

Estudiante de Derecho - Universidad Libre

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

  

Diana Karolina Guerrero una mujer de 33 años, nacida en el departamento de Nariño en el municipio del Charco, abogada y miembro del Comité Cívico de Buenaventura. Ha desarrollado su vida en las ciudades de Buenaventura y Cali, territorios que crearon en ella el amor y la lucha por la defensa de los derechos humanos. 

Karolina a través de su trabajo con comunidades étnicas a lo ancho y largo del territorio colombiano busca lograr implementar las garantías de protección y vida digna de los cuales hoy reza la Constitución colombiana. A sus 15 años de edad da inicio al proceso de etnoeducación y activismo, proceso que logró abrir las puertas para la creación de grupos de estudiantes universitarios afro dedicados al estudio y desarrollo de diferentes actividades que contribuyeron al fortalecimiento de su identidad étnica. Ha vivido, aprendido y estudiado las situaciones que afrontaba el país por eso desde muy joven tomó la decisión de ser una mujer líder, defensora de los derechos humanos lo cual ha venido desarrollando desde el ámbito laboral. 

 

 

Narra con gran tristeza la pérdida de uno de sus compañeros universitarios que al igual que ella trazaron en su vida la línea de los derechos humanos y del activismo étnico. La muerte de su compañero se dio en medio de una movilización. Karolina cuenta la situación precaria de salud, alimentación, violencia sexual y desplazamiento forzado que padecen las comunidades del Pacífico colombiano, pero que a pesar de estas condiciones ella y las poblaciones con las que a diario comparte le apostaron al Sí, a un país en donde la paz sea estable y duradera, en donde se logre disminuir el dolor de mujeres, niños y hombres de la vida civil y uniformada; los desastres, el vacío y el horror que la guerra entre el Estado y los grupos armados dejaron. 

 

 

Hechos que se vieron reflejados posteriormente con la firma de los acuerdos, en municipios como Santander de Quilichao en el departamento del Cauca, en donde la vida de policías y civiles ya no corre peligro a causa de la Guerrilla de las Farc. Queda con Karolina y los demás ciudadanos que creemos en un país del pos conflicto, la incertidumbre y las vivencias de nuevas etapas de la guerra, es decir el traslado de una guerra rural a diferentes células de criminalidad en territorios urbanos que llevarán consigo la consecuencia de la pobreza, la injusticia social, la falta de acceso a los fines políticos y sociales, ambientales y educativos de los cuales se encuentran suscritos en la carta política. 

Continúa quedando como trabajo la implementación de los acuerdos, el trabajo con comunidades que actualmente se encuentran viviendo violencia a cargo de los diferentes grupos armados vigentes, como el ELN,  las disidencias de la guerrilla de las Farc, el EPL entre otros; que aún no deciden abonar los territorios y vincularse a la sociedad civil.  

 

 

 *Fotografías: cortesía.

Lea También

  • Revolución Pazcífica

    Los jóvenes creadores del Chocó nacen en el año 2008 como un grupo de artes escénicas. Actualmente se encuentra conformado por 16 hombres y mujeres, que a través del baile buscan reflejar la resistencia de sus ancestros y de su territorio hasta la actualidad.

  • ¿Qué callan los cuerpos de las mujeres que han vivido el conflicto armado?

    La voz de la mujer afrocolombiana víctima y sobreviviente del conflicto armado colombiano ¡necesita ser escuchada!.

  • Las heridas invisibles de las mujeres afros sobrevivientes del conflicto armado en Colombia

    Las mujeres afro somos sobrevivientes de múltiples situaciones que nos han dejado siempre en desventaja en una sociedad patriarcal.

  • La vida de Jhassy Rodríguez en su pueblo: Florencia, Caquetá

    Ella es Jhassy Rodríguez Casas, oriunda de Florencia, Caquetá. Su historia empezó cuando sus padres trabajaban en el área rural de un municipio de Caquetá, Valparaíso.

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín