Jueves, 30 Enero 2020

Todos comen negro y sí, también negro come negro

Nadie va a hablar por nosotros, sintámonos orgullosos de lo que somos y de donde provenimos; no puedo pedir que nos comportemos como un país porque son más los aspectos que nos separan que los que nos unen, pero si puedo pedir que seamos conscientes de nuestros actos y sus consecuencias.

 

Por: Margareth Paz Valencia*

 

Son varios los aspectos en donde nos hemos convertido en una piedra en el zapato para las grandes élites del país, pero podemos avizorar a simple vista que el hecho de que una persona negra sobresalga no solo causa envidia sino de despierta un gran rechazo acompañado de un gran fenómeno invisibilizador. En uno de mis artículos hablaba del concepto de lo negro a lo afro y para poder escribirlo tuve que acceder a personajes de otro país, porque en el nuestro lastimosamente muchos continúan jugando a la plastilina.

 

Ser negro en Colombia es un costal difícil de llevar, debido a que en lugares diferentes a nuestra región encontramos y padecemos de racismo pero dentro de ellos padecemos de discriminación; pese a que esto no debería ser así, lo es y ello se debe al único capítulo en la historia que tenemos el cual solo hace énfasis en la esclavitud, lo cual ha hecho que hasta el día de hoy el concepto que tenemos de país o región no se materialice en la realidad, pero esto es otro tema.

 

A muchos para poder sobresalir nos toca abandonar nuestros hogares y enrutarnos en busca de una "valoración" pero una vez lo logramos nuestro color de piel se convierte en el mayor detonante de odios, pasiones y envidias porque sin importar cuan preparado y capacitado estés si eres negro en este país todo se nubla.

 

TODOS COMEN NEGRO Y SÍ, TAMBIEN NEGRO COME NEGRO surgió de las diferentes situaciones que a mi juicio generan un gran reproche, en las cuales todos estamos ahí y no hacemos nada.

 

Si bien las redes sociales nos suministran información exprés, es bueno utilizar un filtro y no darle relevancia a lo que no lo tiene, todos hemos sido testigos del cómo un comentario de alguien que no ha construido nada tiene la capacidad de desviarnos y sacudir el país. En el pasado concurso de Miss universo ganó una mujer negra, creí que para muchos de nuestra población esto sería un hecho generador de orgullo, pero no fue así, en su gran mayoría (negros y mestizos) sacaron memes referentes al cabello de la bella participante; hemos terminado justificando los ataques entre nosotros desconociendo la gran carga que esto tiene.

 

Nadie va a hablar por nosotros, cada uno es portador de la bandera de su departamento, municipio, corregimiento o vereda, sintámonos orgullosos de lo que somos y de donde provenimos; no puedo pedir que nos comportemos como un país porque son más los aspectos que nos separan que los que nos unen, pero si puedo pedir que seamos conscientes de nuestros actos y sus consecuencias.

 

El mundo está cambiando significativamente procuremos adaptarnos a sus cambios de una forma útil para la sociedad.

 

 

*Abogada.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Margareth

 

 

Fotografía: Cortesía

Lea También

  • Inscríbete y participa en el Festival Noches del Pacífico

    En tiempos de cuarentena conoce las convocatorias e inscríbete para participar en este espacio cultural, ¡Cupos limitados!

  • Conoce "Afrodisíaco" el nuevo álbum de Profetas

    Profetas llega con este álbum bailable con letras románticas y honestas, disponible en todas las plataformas digitales, que nos ayudará a pasar estos tiempos de cuarentena en casa.

  • Explosión Negra estuvo presente en el MASA 2020

    Explosión Negra, el primer grupo afrocolombiano que hizo presencia en el Festival MASA 2020, realizado en Costa de Marfil.

  • El silencio, en tiempos del Coronavirus

    Por estos días que llegó el Covid-19 a nuestras vidas, pienso que esta situación nos abraza a todos sin importar raza, edad, posición social; nos congela un silencio lleno de miedos e incertidumbres, llegando al punto de que escuchamos los latidos de nuestro corazón, de la respiración, te tomas el tiempo de observarte y de repensarte.

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín