Lunes, 20 Abril 2020

Sin mi extensión ni a la esquina

Los estereotipos de belleza de la sociedad han llevado a la mujer negra a la no aceptación de su cabello, ya que este posee varias texturas pasando por la 4a, 4b y 4c, siendo esta última una de las más difíciles de manejar, pero afortunadamente existen en el mercado infinidad de productos que nos pueden ayudar.

Por: Saslyn Mena*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Desde nuestros hogares nos enseñaron a no aceptar que nuestro cabello a pesar de tener la textura que fuera debíamos amarlo y no solo el cabello sino nuestra integralidad como seres humanos con capacidades auténticas, reales e irrepetibles; llevándonos a sentir repulsión de nuestra propia esencia ocultando características únicas que vinieron con nosotros y se irán con nosotros, como lo es el cabello, parte fundamental de la identidad de nuestra esencia.

 

Sentirte bonita no tiene nada que ver si usas o no usas extensión, sentirte bonito o bonita va más allá de tus creencias limitantes y de una cultura que desde la familia nos enseñó que para ser bonito debes ponerte extensión o en su efecto hacerte trenzas con Kanekalon (cabello sinténtico muy utilizado por las comunidades afro para peinados por su versatilidad de colores, texturas y tamaños).

 

Y con esto no quiero decir que está bien o mal usar las extensiones o las trenzas de Kanekalon, la vida es una diversidad en donde cada quien es libre de poder verse y sentirse como quiera.

 

Para muchas mujeres que, como yo, en algún tiempo solía decir ´sin extensión ni a la esquina´, afortunadamente, tuve un gran cambio y una convicción basada en la aceptación de mi esencia. Fue empezar a aceptarme tal y como soy, luego amar cada parte de mi ser incluyendo mi querida textura 4c y con ese amor desarrollé un gran sentido de pertenencia empecé a dejar de tirar mi plata a la basura de aportar al lucrativo negocio del cabello sintético las cremas alisadoras y sobre todo a las extensiones humanas, las cuales al ponértelas llevas la esencia de alguien más y haces de lado tu verdadera identidad. Para que alguien te acepte primero debes aceptarte tú.

 

Tu cabello no es malo él no ha matado a nadie, solo que vivimos en una sociedad que se empeña en estereotiparte llegando a tal punto que te convences de que lo tuyo no es bueno y eso es mentira, tú eres lo que eres porque ese eres tú y la única herramienta que debes usar es la aceptación, respeto, admiración por lo que eres, porque nadie será jamás como tú. Tú y tu cabello son esencia, son realidades acéptate.

 

*Psicóloga

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Saslyn

 *Fotografía: cortesía.

Lea También

  • Cicatrices

    Y pensaba un poco en las cicatrices que nos dejan aquellas personas que hablan y hablan de lo mal que se vive en las regiones afro, aquellos que nos ven como seres incapaces, de soñar, crear, sentir, pensar, pues les digo...

  • ¿Quieres ser una de las "Mujeres Jóvenes Talento"?

    Hasta el 14 de julio podrás sumarte a este movimiento que se llevará a cabo de forma virtual.

  • ¿Me siento orgullosa de ser negra?

    ¿Quién no se siente orgulloso de su color de piel? ¿A quién le gustaría volver a nacer y tener otros ojos, otro cabello, o tal vez otro cuerpo? ¿Defendemos a capa y a espada nuestro ser, nuestra vida y nuestra dignidad?

  • Una cultura empresarial para el Pacífico

    En este escrito no se abordará lo concerniente al histórico abandono estatal que ha padecido este territorio, pues si bien es un tema importante y crucial, ya ha sido bastante abordado por diferentes académicos y columnistas de opinión.

Suscríbete a nuestro boletín