Martes, 08 Septiembre 2020

¿Quién los mató?

Un país que normaliza la muerte y la crueldad con la que se asesina su activo más valioso, los jóvenes, está condenado a mantenerse en su podredumbre.

 Por: Daryl Palacios
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Ya son 50 masacres que se han perpetrado en Colombia en lo que va de 2020 según datos oficiales, más del 70% de las víctimas mortales son jóvenes entre 14 y 28 años de edad, según la Defensoría del Pueblo puede haber un sub-registro importante de estos eventos en las zonas más dispersas.

 

No son datos fríos y oficiales los que me traen a esta columna hoy, se trata de la que considero una de las obras musicales más sensibles, pertinentes y contextuales de los últimos tiempos, se trata de "¿Quién los mató?", una pieza sonora interpretada por Hendrix, Nidia Góngora, Junior Jein y Alexis Play, sin ninguna duda grandes exponentes de la expresiones tradicionales y urbanas en nuestro país.

 

Las sensaciones que me provocó esta creación tan poderosa, al escucharla por primera vez, fueron desde una excitación auditiva, pasando por indignación, rabia, llanto y, al terminar la canción, el estremecimiento de mi cuerpo.

 

Y es que esta canción tiene una producción musical demasiado fuerte, empezando por la frecuencia y tiempo que lo llevan a uno a un estado de confort y plenitud al mejor estilo de los arrullos del Pacífico, pero no es mucho lo que dura esa sensación porque el corte que le sigue es una contracorriente sonora que justo cuando vas llegando a un estado de paz irrumpe y te despierta.

 

Ese despertar con la entrada en una especie de trap interpretado por Hendrix de una forma tan gutural, en su mensaje hace un contexto de lo que es la realidad que vivimos en la Colombia profunda, esa a donde no llega el Estado, pero si los intereses voraces de unos pocos que su mayor objetivo es el dinero, por lo que no es posible llegar a ese estado de paz con la que se introduce la canción.

 

Comprender ese contexto permite viajar al otro corte en el que Alexis Play con un rap muy a su estilo, relata la tragedia que vivieron 5 adolescentes en Llano Verde, Cali – Valle del Cauca, y que expone cómo el odio de clases, el racismo y sobre todo la negación continua del estado de la realidad que vive el país producen este tipo de muertes, pero el Play va más allá, se posa en el dolor de sus seres queridos y la voz de esa madre valerosa que le contó al país lo sucedido.

 

No deja de estremecer mi cuerpo al escuchar cada línea del mensaje y cada sonido de la instrumentación de esta producción.

 

Es que Nidia Góngora, con ese hilo de voz dulce y cálida, devuelve un poco de regocijo junto a Hendrix que en este pedazo lo hace melodiosamente y exponen el mensaje de ese hijo asesinado que desde el más allá trata de confortar y consolar el profundo dolor de su madre por su pérdida.

 

Pero es cuando, de nuevo, un corte remece la pasividad y Junior Jein posiciona su voz de protesta frente a otros hechos de violencia no solo contra niños y jóvenes, sino contra líderes y lideresas, pone sobre la mesa la impunidad y la falta de actuación del Estado para proteger a su población, también reclama por el racismo estructural, el abandono estatal y la estigmatización a la que ha sido sometida la población afrocolombiana, negra y raizal en la nación, y deja un mensaje de resistencia: ¡El pueblo no se rinde carajo!

 

Después, entre todos ellos, viene el gran interrogante ¿Quién los mató?, se expone otros elementos que hacen más dolorosa la realidad del país y tiene que ver con la indiferencia, con la falta de sensibilidad y la normalización de la muerte.

 

Sin duda terminar de escuchar esta genial creación, moviliza la necesidad de que como sociedad despertemos y hagamos una profunda reflexión alrededor de la vida y su valor, del respeto por las diferencias, la construcción colectiva, del perdón y la reconciliación que tanto necesita este país.

 

¿Quién los mató? es una obra que merece posarse en un sitial decoroso en la música colombiana, en las vidas cotidianas de cada uno y sobre todo en la consciencia de que necesitamos reconstruir nuestra sociedad fundada en valores.

 

Es necesario agradecer a Bombo Records, Nidia Gongora, Hendrix, Junior Jein y Alexis Play, por esta pieza tan pertinente, tan contextual y respetuosamente sensible que han puesto en nosotros.

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Dos masacres enmarcan el "Día Internacional de la Paz"

    En el Día Internacional de la Paz, un día dedicado a conmemorar los ideales de paz de cada pueblo y cada nación, Colombia tiene poco que decir.

  • Construcción de ciudadanía III, Lo público y lo privado

    Libertad y responsabilidad, por tanto, no pueden escindirse si queremos forjar una ciudadanía empoderada que sea capaz de lograr su propia cultura de vida en sociedad, es necesario que lo público y lo privado lleguen a un consenso que permita tanto el respeto por los derechos individuales como por la responsabilidad social. Así se logrará forjar una cultura ciudadana que sea coherente con las particularidades que nos definen.

  • Racismo ≠ Discriminación: una breve guía para poder entender el contexto

    Hace unos días, y en el marco de la convocatoria para Miss Universo Colombia, me llegó una campaña de apoyo hacia una famosa modelo que ha recibido rechazo por parte de algunas personas de San Andrés, lugar al que pretende representar en el certamen. El hashtag #NoAlRacismo en el marco de la campaña me dejó cierta preocupación y ya les explico el porqué.

  • La no violencia, la apuesta de la Alcaldía de Medellín
    Esta nueva secretaría se encargará de orientar y coordinar la construcción de la paz territorial, a través del diseño e implementación de estrategias para la prevención de la violencia.
Suscríbete a nuestro boletín