Martes, 23 Junio 2020

¡No nos quieren vivas!

Así ustedes no me quieran viva, así ustedes prefieran ver mi cuerpo mutilado en cualquier río y no por las calles caminando, yo quiero que me busquen, que mi vida no termine en una justificación de su hipocresía y doble moral.

 

Por: Yahizza Paola Asprilla (Izza As)
Estudiante de Diseño Gráfico

 

En medio de toda esta situación, mi dolor, mi indignación y mi proceso de auto sanación, me di cuenta de esta triste realidad, de que no nos quieren vivas. La compañera Karina apareció viva, pero el mundo se enojó, hubo quienes ya la tenían sepultada, otros simplemente por morbo, que porque según sin el no seríamos humanos; y unos pocos, realmente humanos, nos alegramos de que estuviera viva y hubiera regresado. Quizás esto debía pasar para enseñarnos qué tan humanos somos, y quizá también para enseñarle algo a ella. Pero, al parecer la sociedad queda ofendida, espera que le debas su vida, pero claro, si nos matan y nos violan debes justificarte, explicarte, mostrarle a un mundo altamente indignado, que tienes la culpa.

 

Mi pregunta es, si nos quieren vivas, ¿Por qué este fue el claro ejemplo de que si una de nosotras aparece de esta manera, no es lo correcto, se le ataca?, entonces ¿qué tan vivas nos quieren, o cuál es su idea de estar vivas?, quizás en una pancarta en medio de las marchas o en una de esas tantas fotos que rotan en las redes juntos a los hashtag de #NiUnaMenos #NiUnaMas, porque al parecer eso es lo que la humanidad, la sociedad quiere, que le sumemos a eso, a esa cifras de muertes de mujeres y líderes sociales. La sociedad es hipócrita y doble moralista, dónde quedó la dichosa empatia que tanto profesaban, que "el privilegio no te nuble la empatía" se observaba en infinidad de estados en las distintas redes sociales. En Twitter, dónde están los que más saben, los que tienen en su twit la última palabra, la última verdad, no sé qué fue más indignante, si ver que toda la sociedad la atacaba o ver que la mayoría de ellas eran mujeres y mujeres negras contra una hermana, las secuelas de la esclavización no cesan.

 

Nos dividimos cada día más. Muchos dirán: "para qué nos puso a buscarla y estaba felíz" yo respondo: yo no sé si estaba feliz o no, no soy quien para juzgar, de hecho nadie lo es.

 

Y pues perdón por ocupar su maravilloso tiempo compartiendo la imagen de una mujer desaparecida, perdón por la incomodidad y gracias por su falsa solidaridad, porque sí eso fue: una falsa solidaridad, porque querían sangre y no la tuvieron. Luego vienen otros es que en el periódico x, en la revista x salió esto salió aquello. ¿Acaso la gente no sabe para quién trabajan los medios? Los medios tienen un lado decidido desde hace mucho tiempo y ese lado no es el pueblo, no son los líderes sociales, no es la comunidad. Así que a mí no me vengan con eso, usted es otro, otra más que quería ver un cuerpo de una mujer, una mujer negra asesinada, para ahí si salir a hablar y defender. Pero como no fue lo que pasó, se enojó y atacó. Y pueden decir hasta misa, pero en eso se resume en que esperaban que no estuviera viva para ser los más luchadores, los más políticos. Hipócritas, moralistas, infames, chismosos, corrincheros y amarillistas. ¡Eso son!. Para mi siempre importará y me pondrá contenta que la compañera haya vuelto a su casa, a su hogar, que no hay hoy una niña huérfana y que una madre tiene a su hija. Siempre me va a importar que la mujer, que las mujeres que salgan de sus casas regresen a esta. Porque la vida es realmente lo que importa aunque ustedes #NoNosQuieranVivas.

 

Siguiendo con esta reflexión me encuentro con los comentarios: "es una vergüenza", "hizo la nesby" , "estaba con su tipo", etc, etc, etc. A quién le importa. ¿Cuántas mujeres no salen con un hombre o personas conocidas "a pasar bueno", "a estar felices", y no regresan a sus casas? Eso no es garantía de nada, nos matan bajos nuestros propios techos, nuestros propios hogares, bajo nuestras propias intimidades.

 

Pero bien, ahora quizás aparezcan muchos hombres a decir que no solo a las mujeres las atacan, las maltratan, las violan y las matan. Y yo desde lo personal voy a responder que sí, que así es, que no es solo a nosotras, aunque la mayoría de las veces si somos nosotros. Pero también les voy a decir que la culpa la tiene la sociedad porque cuando un niño u hombre es violado, le dicen que es para ser hombre, macho, y cuando a otro lo maltratan, le pegan, le dicen que tan marica que cómo se deja y que cómo se deja de una mujer.

 

Entonces, no lo hemos entendido, no hemos comprendido que hay que desaprender esas prácticas machistas, clasistas, racistas y hay que construir equidad. Pero bueno ese sería otro tema.

 

Siguiendo con las muertes de las mujeres, la sociedad se encarga de justificar a tu asesino y tu asesinato, porqué la supuesta "falencia" que tienes es la justificación de tu muerte. La mataron: "por puta", "por trans" o lo mataron: "por marica" "por cachorro", etc etc etc. Esa es tú falencia y esa es tu causa de muerte. La sociedad es una porquería, la gente es una basura, unos más que otros, pero justificarán a tu asesino y siempre te convertirán de víctima a victimario porque es tu culpa, porqué vos sos quien te los buscaste, y esa será la verdad, ya que los muertos no hablan y no tendrás cómo defenderte, no tendrás cómo hablar bien, dicen en el Pacífico que muerto malo no hay, pero antes de eso ya te han señalado, ya te han hecho culpable de tu deceso.

 

Yo si quiero que me busquen, si me pierdo y no aparezco, ¡quiero que me busquen! quiero que la gente que verdaderamente me conoce lo haga, porque sí se preocupan, no porque me esperan muerta y quiero que alcen su voz y no dejen que la sociedad describa mi vida, justifique a mi asesino, mi asesinato y no quiero por encima de nada que el dolor de mi madre sea deslegitimado. No quiero que la sociedad defina lo último en mi vida. Yo quiero que me busquen y a toda mujer que desaparezca porque no aparecemos muertas, nos matan.

 

Así ustedes no me quieran viva, así ustedes prefieran ver mi cuerpo mutilado en cualquier río y no por las calles caminando, yo quiero que me busquen, que mi vida no termine en una justificación de su hipocresía y doble moral.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Cicatrices

    Y pensaba un poco en las cicatrices que nos dejan aquellas personas que hablan y hablan de lo mal que se vive en las regiones afro, aquellos que nos ven como seres incapaces, de soñar, crear, sentir, pensar, pues les digo...

  • ¿Quieres ser una de las "Mujeres Jóvenes Talento"?

    Hasta el 14 de julio podrás sumarte a este movimiento que se llevará a cabo de forma virtual.

  • ¿Me siento orgullosa de ser negra?

    ¿Quién no se siente orgulloso de su color de piel? ¿A quién le gustaría volver a nacer y tener otros ojos, otro cabello, o tal vez otro cuerpo? ¿Defendemos a capa y a espada nuestro ser, nuestra vida y nuestra dignidad?

  • Una cultura empresarial para el Pacífico

    En este escrito no se abordará lo concerniente al histórico abandono estatal que ha padecido este territorio, pues si bien es un tema importante y crucial, ya ha sido bastante abordado por diferentes académicos y columnistas de opinión.

Suscríbete a nuestro boletín