Lunes, 20 Abril 2020

La incertidumbre en tiempos de coronavirus

Para empezar, debo decir que la incertidumbre es nuestra más fiel compañera, y así mismo hacemos una negación constante de ella, no nos amigamos con ella, no la registramos y por eso es tan difícil poder gestionarla y ahí deviene la ansiedad, que en estos días está a TOPE.

Por: Angélica Machado Copete

Médica Psiquiatra

 

Los medios de comunicación (todos) incluidas las redes sociales, nos saturan de información que no todos podemos tramitar, nos llenamos de miedo, y esta útil emoción que su función es protegernos (en cantidades adecuadas) tiene diferentes tonos en cada uno de nosotrxs.

 

La incertidumbre aparece frente a lo desconocido, al no saber cómo evolucionará la situación, al no saber cómo ni cuando terminará, cómo afectará nuestros entornos, nuestras familias, nuestros amigos, el primer paso para saber qué hacer con ella es tener un registro consciente de que está, negarla no es una opción; puesto que la negación de la incertidumbre y del riesgo ha hecho que en muchos países la infección se propague, alertarnos de más tampoco es una buena opción porque debido a ese miedo desenfrenado perdemos de vista las medidas de cuidado que sí son útiles, tratar de mantener el eje permitiéndonos sentir puesto que a partir de ese sentir se ponen en marcha las acciones, lo que hagamos individualmente impacta directamente en lo colectivo.

 

Te voy a escribir algunas medidas de cuidado que son importantes para tener en cuenta en estos tiempos de crisis, caos e incertidumbre:


1. Haz caso a las medidas de higiene determinadas por la OMS: Un buen lavado de manos, toser en el pliegue del codo, si estás resfriado usar tapabocas, hablarnos a una distancia prudente (entre 1 y 2 mts).


2. Quédate en casa: Esta medida es crucial y disminuye la circulación del virus.


3. Mantente comunicado: tenemos la posibilidad de comunicarnos con los demás a través de distintas plataformas, es la mejor manera de disminuir el impacto del aislamiento en la SALUD MENTAL, somos seres sociales.


4. Aquí y ahora: Es la herramienta número uno para lidiar con los efectos de la incertidumbre, pensar el vivir el día a día, no proyectar tan a futuro y querer prever los efectos de esta pandemia es inútil, y es un generador de ansiedad SUPER potente.


5. Disminuir el consumo de noticias: Es importantísimo este punto, porque si bien el objetivo de los noticieros por cualquiera que sea su vía es mantenernos informados, es innegable el efecto negativo de la HIPERINFORMACIÓN por lo que decía antes no todos gestionamos de la misma manera las emociones. Limita el ver noticieros al tiempo menor que puedas, te recomiendo entre 20 y 30 min por día, repartidos a lo largo del día.


6. Establecer una rutina ya que estas en casa: Tener en cuenta que el no hacer absolutamente nada genera más ansiedad, en ocasiones tristeza que puede permanecer en el tiempo, así que es importante establecer actividades en el día, un tiempo destinado a leer, ver series, películas, compartir con tu familia, juegos de mesa, trabajo desde casa, escuchar música, pintar, hacer curso vía online, hablar con amigos, esas son solo algunas de las opciones que se me ocurren ármalo a tu gusto.


7. Cuidado de la salud: Hacer actividad física, alimentarte bien, hacer yoga, meditar, ayuda a sobrellevar el día a día, mejora el sistema inmune y nos mantiene en calma.

 

Son medidas que resultan útiles y nos ayudan a cuidar nuestra salud en todo el sentido de la palabra. Agrega y organiza estas medidas como te sean más útiles y comparte con tus amigos familiares y demás contactos.

 

Ver más columnas de Angélica

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Tiempos de vida y muerte

    Normalizar el conflicto no es una opción, pareciera que para los territorios afro e indígenas del país, los llamados “tiempos de calidad” no existieran y en nuestro día a día solo pudiéramos elegir entre “tiempos de vida y muerte”.

  • La muerte de la libertad en 1984

    Con la llegada de pandemia, nos hemos visto obligados a ceder nuestras libertades, con el fin de obtener una seguridad y una salud que evidentemente el estado no nos ha podido brindar de forma eficaz. 

  • Leve crítica a la academia colombiana y decolonización del pensamiento

    La academia viene siendo una distinguida institución que enmarca un modelo de segregación del conocimiento o pensamiento tan parecido al apartheid.

  • Más familias de Medellín podrán tener la oportunidad de acceder a una vivienda propia

    Esta oportunidad aplica para hogares sin casa propia y que devenguen menos de cuatro salarios mínimos, donde podrán aspirar como población de Demanda Libre para acceder al subsidio municipal de vivienda, que cubre hasta $20 millones (23 SMMLV).

Suscríbete a nuestro boletín