Miércoles, 20 May 2020

Hablemos de "El Duelo"

Lo mas importante en el duelo es el cariño (apego) y la perdida. El duelo relacionado a la muerte tiene una connotación distinta dada su irreversibilidad y radicalidad.

Por: Angélica Machado Copete

Médica Psiquiatra

 

El duelo es una respuesta emocional normal y adaptativa que se presenta en forma de sufrimiento y aflicción, y se produce tras una ruptura afectiva, que puede darse tras la muerte de un ser querido, ruptura amorosa, perdida de amigos, mascotas,  incluso cuando cambiamos de país, de trabajo, un ideal, cambio de vivienda, etc.

 

Duelo Fotografía tomada de este enlace

 

Lo mas importante en el duelo es el cariño (apego) y la perdida. El duelo relacionado a la muerte, tiene una connotación distinta dada su irreversibilidad y radicalidad.

 

¿Y la duración? Hay quienes sostienen que un duelo de características normales debe durar entre 12 y 24 meses, pero antes que la duración, lo mas importante es que las etapas de un duelo normal sean completadas, así que la duración es tan diversa como personas en el mundo. (Ver: 'Soy mujer negra, negra y fuerte: La influencia del estereotipo en la salud mental de las mujeres negras')

 

Etapas del duelo:

-  NEGACIÓN: Se caracteriza por un estado de choque más o menos intenso, la negación es el resultado de un mecanismo de defensa que se caracteriza por la anestesia afectiva y de la sensibilidad. Rechazo e incredulidad que puede manifestarse con excesiva tranquilidad o exaltación.

 

- CÓLERA O IRA: En esta etapa están presentes el enojo y resentimiento y se busca siempre responsable o culpables de la perdida, este enojo o rabia es proyectado hacia otras personas del entorno incluidas las más allegadas.

 

- NEGOCIACIÓN: Durante el proceso de negociación aparece la idea fantasiosa de que se puede revertir la perdida, aparecen las preguntas del tipo de ¿Qué hubiese pasado sí? ¿si hubiese hecho esto o lo otro? ¿podemos seguir siendo amigos?. La negociación se convierte en un mecanismo de defensa para reducir el dolor.

 

-  DEPRESIÓN (YO LE DIRÍA DE TRISTEZA): Se caracteriza por una tristeza profunda y la sensación de vacío, NO es una depresión clínica como la que hablamos en el post anterior, es el conjunto de emociones vinculadas a la tristeza que son naturales y que se presentan tras la perdida de un ser querido. Es común que haya aislamiento y  desmotivación.

 

-  ACEPTACIÓN: En esta etapa se aprende a convivir con la perdida, es aceptar que esa persona, cosa o lugar ya no están. ¡Desapego emocional y compresión! Con el tiempo se aprende a reexperimentar el placer y la alegría, este periodo de adaptación se manifiesta por el desarrollo de nuevas relaciones sociales.

 

Cabe aclarar que el proceso de duelo es una cuestión muy individual y que las etapas no se presentan siempre en el mismo orden, ni tienen la misma duración en todas las personas.

 

Existen diferentes tipos de duelo, haré un breve repaso:

1-  Duelo patológico (complicado, no resuelto, anormal,etc): Es la intensificación del duelo al nivel en que la persona está desbordada, recurre a conductas desadaptativas o permanece en este estado sin avanzar en el proceso del duelo hacia su resolución. Se caracteriza por la permanencia en el tiempo del dolor, casi como si en las primeras etapas del duelo y que deriva en la invalidación de la vida diaria.

 

2-   Duelo anticipado: Tiene las mismas etapas de un duelo normal, pero se realiza antes de la perdida, es muy frecuente en los familiares de personas con enfermedades terminales.

 

3-  Duelo inhibido: Negación de la expresión del duelo porque la persona no afronta la realidad de la perdida, es posible que prevalezca una falsa “euforia”. Un ejemplo es la típica frase que se suele decir a las personas que están atravesando una perdida: “Vamos, que no ha pasado nada” o que nos decimos a nosotros mismos “Aquí no ha pasado nada”, la verdad que vivimos en una sociedad algunos grupos sociales más que otros en los que estar triste o hacer un duelo es catalogado como debilidad o la tristeza como emoción negativa, ya el decir que una emoción tiene una connotación negativa nuestro cerebro la interpreta como que eso no lo puede sentir, y la verdad que las emociones que derivan de un proceso de duelo normal hay que sentirlas, hay que transitarlas, hay que elaborarlas para poder seguir hacia delante de una manera saludable.

 

4-  Duelo crónico: Un duelo que se extiende por mucho tiempo, hay quienes están en duelo toda su vida, sin llegar a una resolución y constituye el núcleo central de su existencia.

 

¿Y qué hacemos con nuestro duelo o con el duelo de nuestros allegados?

1.  ACEPTAR EL PROCESO DE DUELO:  Es muy necesario pasar el proceso de duelo, ¿es doloroso? Sí, pero no te culpes ni te sobreexijas para estar bien, recuerdan lo que hablamos en el post de la tristeza, esto es igual, es necesario mirar hacia adentro para sanar y salir fortalecidos de ella.

 

2.  HABLAR: Subestimamos demasiado el poder curativo de las palabras, hablar de esa tristeza y de esa perdida con amigos, allegados y  profesionales de la salud o de la salud mental es de gran ayuda, hagamos uso de la comunicación en todas sus facetas, para ayudarnos y ayudar a transitar el duelo.

 

3.  DISMINUIR EL AISLAMIENTO SOCIAL: Acompañar y dejarnos acompañar, nos aliviana el camino.

 

4.  EVITA SOBREOCUPARTE: La sobre ocupación es evasión, es no conectarse con la tristeza y demás emociones presentes en el duelo, y aunque creamos que esto nos hace bien y nos hace estar mejor en menor tiempo, es totalmente falso, puede llevar a prolongación en la duración del duelo y con ello la complicación del proceso.

 

5.  BUSCAR UN BUEN GRUPO DE APOYO: Hago énfasis en que sea un buen grupo de apoyo, porque lo que suelo escuchar en el ejercicio de mi profesión son muchos grupos de autoayuda que en lugar de apuntar a la resolución del duelo y acompañamiento hacen todo lo contrario, evitan el avance por las distintas etapas entorpeciendo un proceso que es difícil en sí mismo. Un buen grupo de apoyo para elaborar un duelo se caracteriza por: la escucha activa, acompañamiento saludable del estado emocional sin cercenar lo que sientes, en lo posible que esté coordinado por personas con experiencia en coordinación de grupos, profesionales de la salud mental, y lo mas importante que tú te sientas CONFORTABLE. (Ver: 'Amor propio, no egoísmo')

 

6.  CUIDADO PARA CONTIGO MISMO: En esta categoría están mis infaltables:

·     Alimentación saludable

·     Actividad Física

·     Yoga y meditación

·     Buscar ayuda profesional: Incluso si es un duelo normal, es importante hacerlo acompañados y poder diferenciar los distintos tipos de duelo.

 

Para ir cerrando ya este post, quiero recalcarles lo importante que es realizar un procesos de duelo sin apuro, tomándonos el tiempo que nos lleve hacerlo pero hacerlo al fin, es importante para poder continuar sin olvidarnos del evento, situación, lugar o persona que perdimos, sino situándolo en un nuevo lugar que nos permita seguir avanzando y llevando adelante nuestra vida, para mí el duelo es un proceso de transformación forzado aveces, elegido, impuesto en ocasiones en cualquiera de sus presentaciones, en el que una vez entras no hay manera posible que salgas igual a cómo entraste o cómo estabas antes de entrar, es de las situaciones más dolorosas y a su vez más cargadas de aprendizaje que pueden existir, no hay otra manera de que resulte bien si no es ATRAVESÁNDOLO.

 

Espero les sirva a ustedes y para ayudar a otras personas que estén pasando por este proceso.

 

Ver más columnas de Angélica

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Conciencia Afro: Migrar, una realidad en la que todo se transforma

    “Lo público también es nuestro, porque formamos parte de esta sociedad” Yeison F. García López.

  • Quejas contra EPM se incrementaron en la cuarentena

    Entre marzo y agosto, Colombia vivió un periodo de cuarentena donde el discurso siempre fue “quedarse en casa es bueno”, pero también fue un periodo en el que muchas familias vieron un aumento del valor en sus servicios públicos domiciliarios.

  • Construcción de ciudadanía III, Lo público y lo privado

    Libertad y responsabilidad, por tanto, no pueden escindirse si queremos forjar una ciudadanía empoderada que sea capaz de lograr su propia cultura de vida en sociedad, es necesario que lo público y lo privado lleguen a un consenso que permita tanto el respeto por los derechos individuales como por la responsabilidad social. Así se logrará forjar una cultura ciudadana que sea coherente con las particularidades que nos definen.

  • La Gerencia Étnica, una victoria para las comunidades afros e indígenas

    Esta nueva gerencia puede  implicar mayor autonomía y visibilización para resolver las problemáticas de las comunidades étnicas en Medellín.

Suscríbete a nuestro boletín