Jueves, 24 Septiembre 2020

El potencial de las industrias creativas

El desarrollo será bienvenido, siempre y cuando incluya capital humano de la región y garantice salvaguardar los recursos naturales, culturales, económicos y sociales del mismo.

Por: Gina Reales*
Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Las industrias culturales y creativas se muestran como modelos de desarrollo imperiosos, perfectamente ajustados a mercados económicos competitivos. Su gran aporte al crecimiento económico se ve reflejado en las altas tasas de empleo y su contribución en el PBI, confirmando que no se trata de un mercado emergente, sino de uno de los principales sectores de producción de bienes y servicios, el cual incluye, mercados culturales, creativos, innovadores, sociales, sostenibles y tecnológicos.

 addadad

 

Para la UNESCO, las industrias culturales y creativas constituyen una estrategia global de crecimiento y desarrollo, contribuyen a la revitalización de la economía nacional y promocionan intercambios culturales y económicos capaces de fomentar la innovación.

 

Como lo afirma Helen Clark, Administradora del PNUD, “la cultura es a la vez un catalizador y un motor del desarrollo sostenible. Produce nuevas ideas y nuevas tecnologías que permiten a las personas responsabilizarse de su propio desarrollo y estimula la innovación y la creatividad, que impulsan un crecimiento integrador y sostenible”.

 


La Convención sobre la promoción y protección de la diversidad cultural (Unesco, 2005), podría considerarse el de mayor alcance internacional dirigido a la búsqueda de un consenso y lenguaje común para medir la contribución de la economía creativa, al haber sido firmada por 146 países del cual Colombia hace parte al igual que la Unión Europea, es el único instrumento multilateral relacionado en forma explícita con la economía creativa que cuenta con un monitoreo periódico cuatrienal.

 

Según el último informe realizado por la UNESCO, las industrias culturales y creativas generan cada año 2,25 billones de dólares, lo que supone el 3% del PIB mundial, y dan empleo a 29,5 millones de personas (1% de la población activa del mundo). Los ingresos de las industrias culturales y creativas superan a los de los servicios de telecomunicaciones y suponen más puestos de trabajo que los de la industria automovilística de Europa, Japón y Estados Unidos en su conjunto (29,5 millones de empleos frente a 25 millones).

 

De esta forma queda comprobado que las inversiones en cultura y en el sector creativo generan desarrollo social al contribuir al bienestar general de las comunidades: mejorando su autoestima, su calidad de vida, la promoción del diálogo y la cohesión social.

 

El informe también demuestra que China es el mayor exportador e importador de bienes y servicios creativos, con sus exportaciones de productos creativos creciendo al doble del promedio mundial, conservando una tasa de crecimiento anual del 14% desde el 2002, frente el 7% mundial. 

 

Mientras tanto en Latino América, países como Chile, Argentina, Cuba, Brasil y Colombia lideran la lista de países decididos para apostar por estas industrias, sin embargo preocupa la falta de diversificación de bienes y servicios en este sector ya que predominan las artes y artesanías como único medio, dejando de lado sectores con gran proyección como lo son las industrias digitales, audiovisuales y de diseño, mientras tanto Argentina y Brasil han creado políticas dirigidas al impulso de este sector.

 

De hecho, Oxford Economics lo afirma, “el sector creativo es una fuente inmensa de dinamismo para las economías de las Américas, con un crecimiento acelerado y el potencial de generar creatividad, innovación y empresas a lo largo de un amplio rango de actividades”.

 

Los nuevos lineamientos del Ministerio de Cultura están direccionados a la creación y desarrollo de la política de economía naranja la cual tiene como objetivo colocar a Colombia en el escenario mundial en año 2020 como uno de los países referentes en innovación e industrias creativas. Y en respuesta a ello en el segundo periodo de 2020, nace la Corporación Colombia Crea Talento (Co-Crea), una organización civil sin ánimo de lucro y de carácter mixto que tiene como socios fundadores al Ministerio de Cultura, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Cámara de Comercio de Bogotá y Comfama.

 

Actualmente Co-crea, tiene abierta la convocatoria para el financiamiento de iniciativas enmarcadas en la industria creativa y estará abierta al público desde el 4 de septiembre hasta el 4 de diciembre de 2020. Es el momento perfecto para creer en el potencial que tienen estas industrias y consolidar proyectos sostenibles que permitan contribuir al desarrollo de nuestros territorios.

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 Fotografía:  El Murcy 

*Fotografía Portada: Cortesía

Lea También

  • Alan Asprilla, el moderno revolucionario del Meta

    Joven, moderno y con ideas para mejorar las condiciones socioculturales de la ciudad que lo vio nacer, Villavicencio, ese es Alan Asprilla.

  • País de papel

    Como sociedad también nos hemos quedado en el papel debido a que todas y cada una de nuestras inconformidades y descontentos no llegan más allá de los muros de nuestras redes sociales; quizá en el momento no nos sirva de nada, pero es necesario fijar precedentes que en un futuro, si bien no eliminen las cargas sociales que históricamente hemos soportado, sí las alivianen.

  • Desarrollo sí, pero no así

    En toda Colombia, las comunidades negras, afro, raizales y palenqueras tienen ejemplos de grandes proyectos que fueron promocionados para llevar el llamado “desarrollo”. En estos lugares la pobreza no fue erradicada y hasta se incrementó; son por el contrario símbolos de una contradictoria opulencia.

  • En el “día de la raza”, ¿Qué celebramos exactamente?

    Me he quedado pensando en una anécdota, no mía, de un estudiante preguntándole a su maestra qué habría pasado si no hubiesen llegado los europeos a suelo americano. La profesora, ni corta ni perezosa, le lanzó un juicio de valor tan sesgado a su estudiante que aún hoy le duele recordar: “Pues seguiríamos siendo unos indios mugrosos comiendo tierra…” Así de graves son las connotaciones sobre el día que pretenden celebrar a base de eufemismos románticos…

Suscríbete a nuestro boletín