Miércoles, 18 Marzo 2020

Así se vivió la primera Asamblea para Comunidades NARP en Medellín

El pasado viernes 6 de marzo se llevó a cabo este encuentro encaminado a la construcción de acciones, para garantizar la priorización del enfoque étnico-diferencial en la ciudad de Medellín.

 

Por: Yolaine Mendoza 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

Practicante de comunicación social

  

La Casa de Integración Afrocolombiana fue escenario para la primera asamblea popular de los pueblos descendientes de África como diáspora, un espacio para sentipensar colectivamente el futuro de los pueblos negros, afrocolombianos, raizales y palenqueros (NARP) de Medellín

 

El evento fue convocado por Karina Rivas Cardona, como la representante de espacio autónomo, un lugar en donde se reúnen todas las organizaciones sociales y de base económica, etnoeducativa, de salud, de etnodesarrollo, política y cultural de Medellín, para dialogar con la administración y gran parte de organizaciones.

 

Al espacio asistieron líderes y lideresas de organizaciones de la población NARP, el Secretario de Participación Ciudadana Juan Pablo Ramírez, la Vicepresidenta del Concejo Dora Saldarriaga con su consejería colectiva, el diputado de la asamblea por el pueblo de Urabá, Camilo Calle; personal representantes de la consejería afro, la consejera representante ante el Consejo Territorial de Planeación Marcelina López, el delegado del secretario general de alcalde Raúl Morales y personas del pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palanquero. 

 

 

La principal actividad que se realizó en esta primera asamblea fue la entrega del insumo del plan de etnodesarrollo y plan municipal afrodescendiente, para abrazar la voluntad administrativa y el control político, para que se priorice la población NARP de la ciudad y los pueblos étnicos en general en el plan de desarrollo de Medellín futuro del alcalde Daniel Quintero.

 

Los puntos importantes y las decisiones que se dieron a conocer fue que en definitiva se va a tomar como órgano consultor al consejo y al espacio autónomo para la construcción de las mesas técnicas que van a servir de insumos para complementar el plan de desarrollo en todo lo relacionado con la población negra, afrocolombiana, raizal y palenquera. La asamblea también se realizó con la finalidad de acoger la voluntad política y de manifestar la preocupación de la población dada la disminución de los recursos y la ausencia de garantías que se ha evidenciado en cada administración de Medellín. 

 

 

De esta asamblea se espera el cumplimiento de las garantías constitucionales en términos de derecho nacional e internacional, en los que se ve reflejada la necesidad de implementar políticas públicas, proyectos y programas que prioricen el enfoque étnico y diferencial para que se genere en el plan de gobierno la generación de espacios administrativos con recursos autónomos, para el desarrollo de todas las necesidades y contingencias de la población como una gerencia afro municipal. Como una agenda cultural que funcione de forma anual que hayan elementos fuertes de formación pedagógica de la población, y así mismo, que haya una priorización en la población NARP joven, para que recaigan las políticas mismas en ellos y sean ejecutores de esta.

 

Las asambleas se van a seguir realizando para tener una veeduría y control ciudadano colectivo sobre los movimientos administrativos que se hagan correlación al presupuesto y al gasto público. 

 

“Esta asamblea es un logro para la población negra, afrocolombiana, raizal y palenquera de la ciudad, para las mujeres negras que nos pensamos con proyecciones democráticas eliminando toda forma de patriarcalización por parte de los hombres negros frente a los cuerpos oprimidos históricamente de las mujeres negras. Pienso que es una gran oportunidad para la ciudadanía, para manifestar su incomodidad e inconformidad frente a cómo se dan las circunstancias y las decisiones político-adminstravivas en la ciudad; que nos ubican en sitios en donde no estamos presentes, visibilizadas ni representados en términos de derechos humanos. Siento que es un paso largo e histórico en el que por primera vez en la ciudad, se sientan las colectividades a expresar a las representaciones de la administración, un interés por ser vistos y escuchados como un pueblo íntegro, estructurado y organizado".  Karina Rivas Cardona, Representante de el espacio autónomo.

 

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Conoce el poema "Arroyo Bruno"

    Un escrito del sabedor afrocolombiano Rogelio Ustate, que habla sobre el arroyo que el Cerrejón desvío en el centro de la Guajira para sacar carbón, afectando a las comunidades étnicas del lugar.

  • ¡No señores!, el Chocó no es el fracaso del Estado

    ¿Acaso en Colombia podemos hablar de un Estado? El Chocó no solo ha sido víctima de la economía extractivista que emplea el Estado, sino que también ha sido víctima del poco amor y la falta de sentido de pertenencia que han empleado nuestros administradores locales y departamentales por décadas.

  • “De todo un poco”

    El desconocimiento de la realidad de nuestros territorios impide de forma directa que tengamos un acercamiento con el entorno de los mismos, lo que a mi modo de ver dificulta que se marque una nueva etapa o se trace una nueva ruta.

  • ¡Delitos económicos, impacto directo en la calidad de vida de los afrocolombianos!

    Los delitos de tipo económico tienden a ser especiales, su estructura la componen sujetos activos calificados, verbos identificables y conductas asociadas a palmares de cuello blanco, también denominados delfines o yupis.

Suscríbete a nuestro boletín